Toda la vida haciendo tarjetas de cumpleaños, decorando álbumes y decenas de manualidades en papel y ahora resulta que esta actividad tiene un nombre técnico y existen cantidad de materiales ideales para hacer verdaderas obras de arte.
El scrapbook ha llegado a mi vida para quedarse definitivamente, y mis primeras adquisiciones las hice en +Deli Papel  una tienda de la que quedé enamorada y a la que volveré dentro de muy poquito para nuevos proyectos que tengo en mente. También puedes hacer compras online y en dos o tres días tienes el material en casa.

Curiosa debió ser la cara que se me quedó cuando pedí una cartulina blanca y me preguntaron: ¿de lunares o de rayas? Para los que empezáis en este mundo como yo, os diré que las cartulinas de scrap no son las típicas rectangulares, grandes y lisas. Son de 30×30 cm y tienen diferentes texturas. Yo finalmente me llevé de las dos 😉
Aquí os dejo una muestra de mi primer trabajo, una forma diferente de presentar el menú a mis invitados en la cena de Nochevieja. El próximo día pondré un tutorial de cómo lo hice, veréis que sencillo.

¿Os gustan este tipo de detalles en la mesa, o sois de los que acabáis haciendo pajaritas con el menú?
Besos y abrazos!

Deja un comentario