Por sí nos habéis dado cuenta, me encantan las cajas. Grandes o pequeñas, cuadradas, redondas, rectangulares… Antiguas o modernas, de cartón, de hojalata, de madera… Da igual, me gustan todas.
Foto: SGC
Por alguna razón, me gustan tanto para mi como para regalar. De hecho, en muchas ocasiones, cuando tengo que hacer un regalo, lo entrego en una caja. Es como si quisiera retener en ellas algo más que objetos, quizá sentimientos o emociones que algún día me proporcionaron o que me recuerdan momentos especiales de mi vida.
Foto: SGC
Para mi una caja es mucho más que un lugar donde guardar cosas, es un espacio para el recuerdo y la magia que se desprende cuando abres una y encuentras… pequeños tesoros.

Aquí os dejo con una selección de cajas preciosas, sacadas todas ellas de Pinterest, que despiertan mi curiosidad, que guardarán en ellas?

Os gustan las cajas tanto como a mi? O las usáis sólo para guardar zapatos?
Un abrazo!!

4 comentarios de “Encerrando momentos

  1. Gema Gil dice:

    El misterio de las cajas. Xq colocas una caja o cajita en el salon o habitación y al final acaba llenandose de todo tipo de artilugios. Un pendiente desparejado, un boton, un clip, un dado.. luego las abres y siempre hay algo nostalgico

Deja un comentario