Lejos de lo que el título de esta entrada pueda sugerir, el gris es una opción perfecta para decorar habitaciones infantiles. Su versatilidad lo convierte en un color estrella en decoración, con multitud de posibilidades.


Es un color neutro, permite combinaciones con cualquier otro color
 


Es unisex, empleando colores en los complementos, adaptas la estancia a la persona que la vaya a utilizar…


Gris más clarito para bebés…
 

O más oscuro para niños más mayores…

O al revés

También se puede utilizar para dibujar en la pared…

 

Sea como sea, me encanta la paz que transmite en su versión más suave, y la personalidad que imprime a los ambientes en sus versiones más fuertes.
 
 
Consejo deco: para espacios pequeños, opta por grises claros, o emplea el oscuro solo en una pared.
 
 
Que tengáis un buen día!!

Deja un comentario