Después de mi primera experiencia con el decoupage y la acumulación compulsiva de botes de leche en polvo, decidí lanzarme a emplear esta técnica sobre metal.

Me hicieron falta unas cuantas manos de pintura para que no se vieran las letras del bote, pero la imprimación seca rápido y en un par de horas pude ponerme a trabajar. Elegí tres tipos de servilletas, con diferentes motivos, unas con sabor antiguo…

Otras con un estilo más moderno
Y otras con motivos  infantiles…

Las dos primeras quedaron bien, pero la tapa de plástico… No decía demasiado, así que decidí forrarlas con tela de saco…

Qué os parece el resultado? Os gusta tanto como a mi?

Próximamente más y más, que tengo los armarios llenos de botes esperando un cambio de imagen.
Un besote!!

2 comentarios de “De bote en bote

Deja un comentario