Quien dice que no se puede estrenar muebles en tiempo de crisis? Es más, las dificultades agudizan el ingenio, así que si tenéis un mueble viejo, un butacón de la abuela o sillas viejas en el trastero, ir desempolvando el material que os traigo unas propuestas irresistibles…

Desde una simple mano de pintura…

O si os atrevéis con algo más elaborado, podéis convertir una antigüedad en una verdadera obra de arte…

Un cambio de tapizado y…

O simplemente cambiando el uso…

Qué os parecen las propuestas? Os animáis a dar un cambio de imagen?
Feliz día!!

Deja un comentario