Hay una imagen en las revistas de decoración que me encanta, los rincones de lectura; da igual casa grande o pequeña, siempre hay hueco para ese rincón especial donde sentarse a tomar un café y leer un libro. Es curioso que me guste tanto, porque nunca he leído sentada en un sillón, sólo en la cama y hace mucho que no lo hago, por cierto. 

Pero si hay algo que me gusta aún más, son los rincones de lectura infantiles. Me parece la mejor forma de fomentar la lectura entre los más pequeños, entre otras muchas cosas. Es un espacio totalmente propio, que ellos mismos pueden personalizar, les da independencia y les permite aprender y divertirse en un ambiente de relax, alejado de los estímulos y distracciones de otras partes de la casa.

Tenéis un rincón así en casa? Qué os parecen las propuestas para las habitaciones infantiles?
Besos y abrazos!!

Deja un comentario