Me encanta el fieltro, es un material barato, manejable, no se deshilacha, y tiene infinidad de posibilidades, una de ellas, los cojines

Fieltro blanco y un poco de pintura fueron suficientes para hacer este cojín dormilón con forma de nube

Tardé poco tiempo en hacerlo, así que me lancé a hacer otro, esta vez inspirándome en la época de bodas propia de estos meses.

Qué os parecería si cambiáramos el relleno por… el regalo de bodas? Quizá para lo próxima lo haga 😉

Feliz día!!

4 comentarios de “Regalo de bodas

Deja un comentario