Había una vez una estrella muy brillante y alegre. Antes de irse a dormir le gustaba correr y saltar, reír y jugar.

Cuando estaba muy cansada buscaba a su amiga nube, que era blandita, mimosa y muy amorosa.

Se metía en su bolsillo y dormía tan agusto, calentita y contenta, abrazadita y risueña.

Juntas soñaban con cosas preciosas…
Que tengáis buen día!

2 comentarios de “La estrella y la nube

Deja un comentario