Parece que fue ayer, cuando en pleno mogollón navideño, durante la baja maternal y otro churumbel de tres años, cuando le dije una noche a marido, justo antes de dormir: «he pensado en hacer un blog» y el me dijo: «qué bien! Adelante».

Al día siguiente lo abrí, con un nombre que parecía estar escrito en mi destino, y un garabato que hice en una aplicación del móvil. Leí, estudié, aprendí algo de programación (todo olvidado por cierto), seguí leyendo y empecé a escribir… A los pocos días encontré un artículo que hablaba de los muchos blogs que nacían a diario y cómo la mayoría de ellos morían sin alcanzar su primer año. Y entonces tuve claro mi primer objetivo: mantenerlo vivo un año y esto fue lo que pasó…

Y todo este trabajo se tradujo en…

Vamos a por otro?
Feliz fin de semana!!

Un comentario de “Un año de blog, un sueño cumplido

Deja un comentario