Como os he venido contando en las últimas semanas, he estado algo pachucha. (Creo que este era el único canal por el que no lo había contado aún). No es nada grave pero sí he tenido que bajar mucho el ritmo de trabajo. Tanto que hoy me despido del blog hasta septiembre. Han sido meses difíciles, de dudas, miedos y muchas inseguridades. Pero hoy te traigo algo más que una despedida 😉

 

Pues sí, me despido. Me despido con pena porque dos meses de parón es demasiado tiempo para una pequeña emprendedora que aún tiene mucho que demostrar para hacerse un hueco. No ha sido una decisión fácil y sin embargo me siento aliviada. Supongo que el cuerpo me habló y esta vez tenía razón en lo que me decía: para, coge aire y después vuelves.
 
Pero no quiero hablar de penas, sino de alegrías. De ilusiones. Y es que, a pesar de estos meses malillos, he tenido tiempo de pensar, de crear, de soñar. He vuelto a mi punto de partida, lo que me trajo hasta aquí. Estoy puliendo todo lo que he creado hasta ahora para que transmita la fuerza con la que empecé y con la quiero continuar. Y estoy preparando muchas novedades para mi vuelta, que me tienen entusiasmada. Cosas que llevan tiempo en mi cabeza esperando su momento y que por fin va llegando. ¡Qué importante es tener ilusiones en la vida! ¿No os parece? Tener un objetivo, una meta. Algo que te llene de emoción y te empuje a continuar con toda tu fuerza. 
 
Es posible que con todos estos cambios cierre algunas secciones de la web de forma temporal. Eso sí, el mismo día 1 de septiembre prometo tenerlo todo listo para lo que espero sea un gran año 😉
 
 
https://mediasytintas.blogspot.com/2018/06/una-despedida-una-ilusion-y-un-deseo.html

 

 
Y por último, tal y como te anunciaba en el título de este post, tengo un deseo. Es para ti. Deseo de corazón que este verano sea diferente a todos los demás. Que encuentres momentos para ti. Que logres desconectar de tus rutinas y por unos días sientas que estas viviendo como quieres. Que disfrutes más de los pequeños detalles del día a día, que puedas convertir un día cualquiera en uno especial. Deseo que estimules tus sentidos. Que escuches el sonido de tus pasos al caminar, que observes a una abeja ir de flor en flor. Que te mires al espejo y sonrías.
 
Deseo que este verano sea un antes y un después en tu vida. Que te quieras tal y como eres y siempre siempre tengas una ilusión por la que luchar 😉
 
 
¿Me lo contarás en septiembre?
 
 
Y si te apetece leer en verano, suscríbete a mi newsletter y llénate de inspiración con la historia que te mandaré semana a semana 😉
 
 
¡Un abrazo enorme y feliz verano!
 
 
 

Deja un comentario