¡Ya lo tenemos encima! Los festivales navideños del cole, las vacaciones escolares, las cenas, la deco de casa, los planes en familia, los regalos y ¡mil cosas más! Y tú haciendo malabares para llegar a todo y con una sonrisa, que claro, es Navidad. Pero respira, que tengo un plan para minimizar el estrés y poder disfrutar, de verdad 😉

Hace años que estas fechas se han convertido en algo confuso para mí. A la ilusión de la Navidad se le unió el estrés de organizarme mientras trabajaba y mis hijos estaban de vacaciones (¿Cuándo cambiarán este sistema para que podamos conciliar??). Además de decidir qué hacer con mis hijos, tenía que hacer compras, preparar cenas, despedir el año en comidas y más cenas con amigos y familiares… y así suma y sigue. 

 
Si bien no hay recetas mágicas y universales para resolver todo esto, sí podemos poner un poco de orden para minimizar el estrés y poder disfrutar en condiciones, como merece la ocasión. Así que vamos allá con mi plan. Al final del post te dejo un planner listo para imprimir y poner en marcha 😉
 
NOTA: recuerda que no tienes que asumir todas las tareas ni mucho menos. Todos los miembros de la familia deben involucrarse y estás en tu derecho de exigir que así sea. Delega todo lo que puedas y reserva momentos para ti, porque esos serán precisamente los que te recargarán las pilas para disfrutar al máximo.
 
 
1. Delega: nos guste o no, las cosas están así. Si trabajas, no podrás atender a tus hijos en vacaciones. El recurso rápido suele ser recurrir a los abuel@s. Pero ellos también se cansan o a veces, simplemente no se tienen. Te propongo que abras tu mente. Piensa en tus herman@s, prim@s, amig@s. Personas con otros niñ@s que sí pueden hacerse cargo, o que no están trabajando en determinadas horas. Es muy posible que les alegre pasar algunas mañanas con ellos y a tus peques les encantará hacer algo diferente. Otra opción muy chula son los campamentos urbanos de invierno. Pregunta a tu ayuntamiento o busca por internet. Algunos centros de ocio organizan talleres y excursiones en estas fechas.
 
 
2. Haz una lista: o las que sean necesarias para organizar todas las cosas que quieres hacer estas navidades. El planner que he preparado tiene lo imprescindible para que puedas organizarte. ¿Por qué hacerlo por escrito? Porque al ponerlo sobre el papel lo sacas de tu cabeza y te liberas para pensar en otras cosas o simplemente disfrutar de lo que ocurre a tu alrededor. Además, las listas son geniales para organizar tus tareas por temas o bloques y tener así una visión más global de lo que tienes que hacer.

https://mediasytintas.blogspot.com/2018/12/como-organizar-tus-navidades-y-no-morir.html

 

 
3. Reparte bloques: las familias tienen algo muy chulo, que a veces pasa desapercibido, y es que la suelen formar varias personas 😉 Así que planta los bloques que te han salido sobre la mesa y a repartir. Hasta los peques de la casa pueden hacer cosas, como preparar juguetes que ya no utilizan para donarlos, o limpiar y recoger su habitación… Si nadie puede hacerlas, hay dos opciones: eliminarlas de la lista o pagar a alguien para que las haga. Pero no asumas más de lo puedes. Si no es posible, no pasa nada. Otro año será.
 
4. Agenda tus tareas: una vez tienes las listas de tareas que te corresponden, repártelas en tu agenda. Trata de agrupar aquellas que tienes que hacer fuera de casa, quizá puedas ventilártelas en una tarde. Lo mismo con las tareas de casa. Agrúpalas. Ahorrarás tiempo al no tener que estar entrando y saliendo todo el día, te cundirá más y te sentirás que aprovechas más el tiempo.
 
5. Establece prioridades: Habrá cosas que dependan de ti (montar tu árbol de Navidad, por ejemplo) y otras que no, como tener langostinos para Nochebuena. Piensa en que cosas son prioritarias porque pueden agotarse, o requieren un proceso posterior, como un envío. Puedes haberlo comprado hoy pero no te llega hasta dentro de una semana…  Ten en cuenta que son fechas de mucho movimiento y no querrás retrasos. Además, si tienes que hacer algún cambio, dispondrás de tiempo suficiente. Todo lo que puedas hacer online, hazlo. Te ahorrarás atascos, colas y esperas y, por tanto, un montón de estrés. Además, puedes convertir el momento «compras online» en un momento agradable, con una música suave de fondo, por ejemplo. ¡Todo es cuestión de actitud!
 
6. Disfruta de tu familia:  Cuando tienes hij@s, la Navidad es para disfrutar sí o sí. No hace falta hacer planes todos los días ni volverse loca buscando lo más original y más de moda. Un paseo por las calles de tu ciudad para ver las luces, una tarde haciendo galletas navideñas como éstas, una mañana en un mercadillo de artesanía… Eso sí, cualquier cosa que hagas, hazla con todos tus sentidos. Piensa solo en vivir el momento, en captar todas las sensaciones, todos los detalles de lo que va ocurriendo a tu alrededor. Observa a tus pequeños disfrutar…

Como ves, disfrutar de unas Navidades sin agobios es posible con unos pequeños gestos. Descarga aquí tu planner y empieza hoy mismo a prepararte para despedir el año como mereces 😉

 

 PLANNER ESPECIAL NAVIDAD
 
 
¿Y tú? ¿Cómo te organizas en estas fechas?
 
¡Un abrazo enorme!
 
 
 
 

Deja un comentario