Ya estamos aquí! Justo al otro lado de la delgada línea que separa un año de otro. Esa que nos sirve para empezar a escribir un capítulo nuevo de nuestra vida. Y con la energía y el entusiasmo que nos da ese “empezar” vamos a aprovechar para instalar un hábito que no debe faltarte este 2020.
 
 
Si me conoces desde hace tiempo, es posible que ya intuyas de que te estoy hablando: la planificación. Créeme si te digo que tu vida puede ser radicalmente diferente si planificas que si no lo haces. ¡Y ojo! No se trata de anotar lo que vas a hacer cada día. Planificar a principio de año es un ejercicio más profundo. Si lo haces bien, ¡este puede ser tu gran año!
 
Además, planificar no debe ser una tarea pesada y aburrida, ¡sino todo lo contrario! Debe ser un momento placentero, un tiempo para ti, para soñar, para adueñarte de tu tiempo y decidir cómo te gustaría vivir los próximos meses. Así que, prepara papel y boli y toma nota de los pasos que debes dar para conseguir una buena planificación: efectiva y ajustada a tus propios deseos.
 
 
1. El objetivo: que quieres conseguir este año? Eso es lo primero que debes preguntarte. Quizá quieres mantener tu vida tal y como está, tener mejor Salud, montar un negocio o hacer un gran viaje… Dedica tiempo a este punto porque sobre ese objetivo trabajarás toda tu planificación. Lo ideal es que establezcas uno para cada área de tu vida: personal, profesional, familiar…
 
 
2. Las acciones: ¿qué debes hacer antes para lograr tu meta? Aquí es donde debes establecer las acciones que te permitirán alcanzar tu objetivo. Si quieres mejorar tu Salud, seguramente debas cambiar tu alimentación, hacer deporte… es muy importante que seas concreta. Es decir, no vale con apuntar “hacer más deporte”. Piensa qué deporte vas a hacer, cuándo, cómo… incluso qué harás si el día previsto no puedes por causa mayor. Cuando vas a recuperar ese día… Cuanto más detallado, más fácil será cumplirlo.
 
 
3. Recursos: ¿qué recursos vas a necesitar para llevar a cabo esas acciones? Quizá has decidido hacer yoga pero no tienes ropa adecuada para hacerlo. O has decidido hacer un viaje al Caribe y no tienes el dinero necesario. Piensa en los recursos que necesitas y establece las acciones que debes llevar a cabo para conseguir esos materiales. Por ejemplo, ahorrar X dinero al mes.
 
 
4. La meta: ¿qué te indicará que has conseguido tu objetivo? Debes establecer algo concreto que te indique claramente si tu objetivo está cumplido. Por ejemplo, si quieres mejorar tu salud, ¿qué tiene que ocurrir para saber que has mejorado tu salud? ¿Una analítica con todos los resultados correctos? ¿Haber bajado tu peso X kilos?
 
 
5. Calendario: ¿cuándo vas a hacer cada cosa? Ahora sí, es el momento de establecer cada acción en el tiempo. Colocar cada actividad en el mes, la semana y el día correspondiente para poder cumplir tu objetivo en el plazo previsto. Se realista, ten en cuenta imprevistos posibles, y establece una revisión mensual para asegurarte de que vas por buen camino.
 
¿Qué te parece ahora la planificación? Como ves, es algo mucho más profundo que una mera anotación en tu agenda. Por eso, y para facilitarte la tarea, he preparado un kit de Organización para que puedas llevar a cabo todos tus planes con un extra de motivación. Apúntate a mi lista pinchando aquí y recíbelo gratis en tu buzón.
 
 
https://mediasytintas.blogspot.com/2020/01/un-habito-que-no-debe-faltarte-este-2020.html
 
 
 
 
Si crees que puede serle útil a otras personas, ¡no dejes de compartir este post en tus redes! Podemos ayudar a muchas mujeres a conseguir sus metas 😉
 
Un abrazo enorme!
 
 
 
 
 

Deja un comentario