Pasada la emoción inicial de empezar el nuevo año, la ilusión y la energía se van desvaneciendo en la rutina y pronto vuelves a encontrarte en ese punto que te prometiste dejar atrás antes de las fiestas. Sientes que no estás donde te gustaría estar pero no tienes ni idea de hacia donde ir, ni cómo empezar. 
 

Es una sensación bastante desalentadora. Lo sé porque lo he vivido. Parece que todas las personas a tu alrededor viven la vida que soñaron. Excepto tú. Tú te has quedado ahí, en un trabajo que no te llena o una existencia aparentemente sin nada de “especial”. 

 
 
Sin embargo, es importante que sepas varias cosas:
 
1. Nadie tiene una vida perfecta. Todos podemos estar más o menos cerca de nuestros sueños, pero siempre nos quedan ilusiones por cumplir. De hecho, si no las tuviéramos, la vida perdería su razón de ser.
2. La verdadera felicidad no reside en vivir la vida soñada. Sin duda es un extra de gran peso. Mi vida dio un giro cuando dejé mi trabajo y decidí emprender. Pero incluso ahora, haciendo lo que más me gusta, no es ahí donde sé esconde toda mi felicidad. Porque la felicidad es un estado general, no está ligada a una situación concreta. Sentirte agradecida y en paz con el mundo que te rodea, independientemente de lo que haya pasado un día concreto, eso es felicidad.
 
 
 
 
Dicho esto, vamos a ver 5 formas de recuperar la ilusión y encontrar el camino hacia esa vida soñada:
 
 
  1. Crea tiempo para ti. Parece algo obvio, pero si no tienes tiempo de pararte a pensar en lo que quieres, será casi imposible descubrirlo. Reserva al menos 30 minutos diarios para relajarte o dedicarlos a alguna actividad que te ayude a despejar tu mente. Los fines de semana amplía ese tiempo a 1-2 horas. Importante!! Reserva ese tiempo en tu agenda y avisa a tu familia de que vas a tomarte ese espacio para ti.
  2. Estimula tus sentidos: si no haces nada nuevo o diferente en tu vida, no surgirán ideas nuevas ni caminos hacia ningún lugar. Sal de la rutina y estimula tus sentidos con actividades diferentes. Visitar una exposición, leer un libro, apuntarte a clases de pintura, hacer un curso online… Algo que no hayas hecho nunca o que haga mucho tiempo que no haces. Programa al menos una actividad semanal.
  3. Empieza y termina: muchas veces pasamos de puntillas por muchas actividades, sin profundizar en ninguna. Empezar algo y dejarlo a medias es muy propio de las personas que no terminan de encontrar su camino. La clave está en “terminar”. Sea lo que sea que decidas empezar a hacer, llévalo hasta el final. Incluso cuando hayas decidido que no es para ti. El hecho de “terminar” te ayudará a aumentar tu compromiso contigo misma y a sentirte capaz de conseguir todo lo que te propongas.
  4. Evalúa tus cualidades: cuando estamos en modo negativo, solo podemos ver aquello que nos falta, lo que hacemos mal, lo que no conseguimos. Dedica unos días a evaluar tus cualidades. Todas las personas las tenemos! Solo tienes que sacarlas a la luz. Puedes preguntar a tu entorno, reflexionar tu misma sobre ello… anótalo todo en tu diario. Al principio parecerán cosas inconexas, pero a medida que pasen los días y vayas revisando una y otra vez, empezarán a unirse como un puzzle.
  5. Ordena y planifica: no imaginas el efecto que tiene sobre ti la falta de orden y organización en casa!! Te bloquea, te llena la cabeza de tareas y cosas por hacer y no te deja espacio para pensar en otras cosas. Hazte un buen plan de limpieza, planifica como mínimo el próximo trimestre y anota cada tarea en tu calendario. Te sentirás mucho más liberada, con menos estrés y más tiempo para ti y tu nueva vida 😉

 

 
 
Espero que estas ideas te ayuden a encontrar tu camino y empezar así a construir la vida que quieres. A continuación, te dejo algunos recursos más que pueden ayudarte en tu objetivo y ¡recuerda! Si te ha gustado y crees que este post puede ayudar a otras personas, ¡¡compártelo!!
 
 
 
 
Un abrazo!!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

2 comentarios de “5 maneras de encontrar tu camino

  1. Unknown dice:

    Me ha gustado mucho el post,ya que hoy es uno de esos días en los que no te encuentras bien y todo parece que va mal,lo guardaré para tenerlo a mano y poderlo leer más a menudo en momentos difíciles

Deja un comentario